SACANDO ESPINAS

 288 Total de Visitas,  2 Visitas de Hoy

Por: Heidy Pincay

Son 18 las empresas atuneras del Ecuador asentadas en Manta. Las que brindan los mejores productos de calidad que apetece el paladar a nivel nacional e internacional, gracias al personal de trabajo han dejado de ser pequeñas empresas, para formar grandes ciudades que no han dejado de ser indulgentes a la hora de renumerar al personal.

La situación actual que presentan las fábricas atuneras es evidentemente deplorable e incluso inequitativo por parte de sus administradores. Exclusivamente las fábricas SEAFMAN, EUROFISH, BILBOSA, MARBELIZE son las más habituales en presentar ciertos inconvenientes, los empleados que han laborado mayor tiempo son obligados a renunciar y en caso de no acceder, reciben memorandos y amonestaciones sin sentido. Vale destacar que en estos últimos 3 años estas empresas no han cancelado las utilidades, las cuales son fundamentales y obligatorias para cada trabajador. Sin embargo, las liquidaciones no son muy altas ni acordes a los años trabajados en estas empresas y es una lucha constante en la parte legal para que la justicia les obligue a pagar todo lo que realmente el obrero se merece. Además, no optan en dar vacaciones al personal, lo cual no es grato, ya que por ley deben de ser dadas y pagadas.

Aproximadamente son 2000 personas las que laboran en dos jornadas. Hasta el día de hoy, ninguno de los trabajadores ha tenido el valor de reclamar sus derechos porque corren el riesgo de ser despedido. Las autoridades dentro de estas empresas juegan con la mente de los empleados al decir que “afuera existen más personas queriendo trabajar allí” amenazas que crean temor, porque afuera la realidad económica es fuerte.

 Es evidente ver que la mayoría de las empresas atuneras, abusan del personal mayor, aquel que con el pasar de los años se desgasta y no trabaja con la misma fuerza, como la de una persona joven, no obstante, estas industrias no deberían actuar de esta manera, afectando y vulnerando los derechos del humilde obrero, que solo desean llevar un capital para sustentar sus hogares.

Todos estos antecedentes presentan un panorama un poco hostil para el desarrollo de estas empresas, pero sin duda alguna han logrado sus objetivos como enriquecerse, sin valorar el esfuerzo, sacrificio en lo laboral y más aún al no respetar los derechos de cada uno de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Share this