No deseados

 236 Total de Visitas,  2 Visitas de Hoy

Por Génesis Bravo

Entre los adolescentes la llamada prueba de amor se ha vuelto normal, los  protagonistas de este conocido refrán están en el rango de 12  a 17 años, la mayoría ejercen el acto sexual con irresponsabilidad, sin protección, o algunos cuentan con el sistema cognitivo no tan desarrollado que no les permite comprender  lo expuestos que están a un embarazo no deseado o enfermedades venéreas como el VIH sida, clamidia, herpes genital, sífilis, entre otros.
Los embarazos no deseados se vuelven una pesadilla, la noticia cae como balde de agua fría, mientras las preguntas, incertidumbres pasan por la cabeza como cohetes de papel, y la mirada se va alejando de la realidad haciendo parecer que te desvaneces como arena entre las manos. Los riesgos de un embarazo no deseado en adolescentes es alarmante, la salud de la madre puede decaer, debido a que su  sistema reproductivo no está amplia preparada, la ausencia de querer ser madre  podría terminar en una situación complicada para la criatura. Pero lo más triste es saber que en cierto sentido se truncan Moro textos que se encuentran en pleno proceso de evolución, se  posterga esa preparación profesional que en ocasiones no son retomadas, creando una avalancha de desconocimiento, falta de oportunidades y pobreza.
Debe ser primordial implementar publicidades para que los adolescentes tengan conocimientos de los métodos anticonceptivos gratuitos en las instalaciones de salud, campañas que incentiven a los jóvenes asesorarse llamando a las líneas de salud sexual y reproductiva, sobre todo que los padres edifiquen el vínculo con sus hijos dejando esa forma de pensar cerrada de anteaño que no es coherente con la realidad, pero lo más importante es convencerlos de que vivan su niñez, todo es un proceso; habrá tiempo para todo, de manera especial hace hincapié sobre la abstinencia, ya que es el único método cien por ciento eficaz para evitar un embarazo no deseado.
La clave está en dosificar el diálogo,  empapar a los jóvenes de conocimientos sobre sexualidad, por si deciden hacerlo, hagan un buen uso de los métodos, de la información proporcionada, que tengan en transparencia la importancia de tener una doble protección; el uso de un método anticonceptivo hormonal junto con el preservativo que se utiliza tanto para evitar un embarazo y enfermedades de transmisión sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Share this