Independencia

 224 Total de Visitas,  2 Visitas de Hoy

Por: Angie Delgado

Desde pequeños hemos ido aprendiendo poco a poco a adaptarnos a los cambios constantes que fluyen en la sociedad y en nuestra familia los que han ido moldeando nuestra conducta desde niños a través de los años, como la forma de ver la vida, nuestro actuar, soñar, aprender, crear, fracasar y superar todo por sí solos, mostrando así autonomía e independencia, la cual va siendo más notoria a medida de nuestro desarrollo y crecimiento.

Es necesario que los padres formen a sus hijos a base de una buena educación y buenos principios familiares para que los mismo se independicen de una mejor manera; en muchas situaciones criticar a nuestros padres por su manera de criar es catalogado como algo malo, pero hay situaciones en que criticar esta labor es necesario existen casos donde muchos padres suelen anticiparse a las acciones de sus hijos y no les dejan actuar o hacer cosas que cualquier niño podría realizar solo, al llegar a la adolescencia, ¿qué es lo que pasa?, los jóvenes que viven estas situaciones sufren consecuencias graves al momento de enfrentar múltiples dificultades en su vida, hay niños que a sus 6 años aún no se valen por sí , no comen, no hacen deberes solos, entre otras actividades que un niño a esa edad ya está capacitado para llevarlas a cabo con normalidad sin depender de sus padres, es por ello que las personas dependientes de otras, llámese padre, madre, hermanos, amigos, compañeros de estudio o trabajo; jamás podrán ser auténticos, libres e independientes debido a que existen ciertos miedos, los más comunes son: hablar en público, enfrentarse a los problemas, miedo al autodominio, miedo de perder autonomía, entre otros. La falta de educación, amor y confianza por parte de los padres son otros factores que influyen demasiado en la independencia del ser humano desde la infancia, por ello es necesario hacer un llamado  a los padres de familia y a educadores a tener la tarea de motivar a los niños, niñas y adolescentes para que sean autónomos en la educación para que sepan enfrentar las adversidades de la vida.

Sin duda la familia y la educación es el mejor ejemplo para que una persona sea independiente cuando sea mayor de edad, pero, ¿por qué?, siempre he dicho que la familia es el principal ejemplo y el espejo de los pequeños en casa, desde niños siempre queremos parecernos a los más grandes, por ello el hogar influye demasiado en nuestra independencia, cada ser humano responde por sus actos de acuerdo a lo vivido dentro de su hogar y de la educación que se vaya implantando.

Nada más lindo que a medida que vamos creciendo seamos esa persona independiente, aquella que es capaz de ser libre sin importar el qué dirán, ser hábil, arriesgada y saber de nuestros derechos en la vida, ¿cómo se puede lograr aquello?, esto solo se podrá lograr si desde pequeños los padres enseñan a sus hijos lo que valen como persona y reconocer sus virtudes y defectos, lo que está bien o lo que está mal en la vida, y a ser fuertes bajo cualquier circunstancia. En esta vida muchos jóvenes no han desarrollado independencia ante la sociedad ha sido por falta de voluntad propia, dependen mucho de sus padres desde pequeños, de eso desprende que la educación desde una temprana edad también cumpla un papel importante en la independencia social y humana.

Algo muy impresionante e importante de acotar, es que en nuestra actualidad existen niños más independientes que antes, debido a que crecieron y se desarrollaron en la era de la tecnologías, donde los niños desde su primer año en vez de llevar un biberón en la mano, llevan un celular como reemplazo de este, ¿aquello es bueno o malo?, el niño desde pequeño se va haciendo más hábil e inteligente usando esta tecnología, malo porque a medida de que el niño va creciendo, va siendo más dependiente a esta y aquello lo llevará a  caer en un mundo irreal, en una vida solitaria convirtiéndose así en una persona asocial, ¿por qué sucede esto?, sucede debido a que la mayoría de los padres cada vez pasan menos tiempo en casa y más en sus trabajos, pero más que independientes sus hijos cambiaron su dependencia a lo material y a las redes sociales.

El acto de dependencia ya sea en niños o adolescentes puede influenciar de una forma negativa para su vida personal y social futura, el ser bastantes dependientes a medida de ir creciendo los limitaría a poder llevar a cabo proyectos o acciones que se propongan, les restaría seguridad y creatividad para poder desarrollarse como seres social y humanamente activos, debido a que los seres humanos desde la infancia hasta la adolescencia experimentan un proceso creciente de maduración física, psicológica y social que lleva al ser humano a transformarse en un adulto capaz de vivir en forma independiente. Aquel adulto que fue muy dependiente en su infancia hasta la adolescencia, poder adaptarse a su nueva etapa le resultará extremadamente difícil, incluso muchos al no poder sobrellevar esta independencia la trasladan a una vida de vicios. Es normal que nuestra sociedad malinterprete la independencia humana relacionando a la misma con aquellas personas que son solitarias, aisladas, pero no es así, independizarse es sinónimo de madurez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Share this