Realidad Virtual

 326 Total de Visitas,  2 Visitas de Hoy

Por: Isabel Méndez Loor

Con el desarrollo de las TIC han crecido las oportunidades de las personas para acceder a la educación de calidad sin importar el momento o el lugar en el cual se encuentren, eliminando el tiempo y la distancia para aprender. La educación virtual cuenta con el desarrollo de programas de formación en el ciberespacio, propiciando espacios para la generación de una nueva cultura en la educación, ampliando los escenarios y posibilidades de aprendizaje en donde el alumno debe ser el elemento más activo en el proceso, pues él es el responsable de gestionar su proceso formativo y marcar su ritmo de aprendizaje, sin embargo, aunque parezca algo fácil, para una gran población estudiantil no lo es.

La metodología de enseñanza es compleja en la mayoría de las materias académicas por la ola de trabajos que debe realizar el estudiante diariamente en cada asignatura.  Las clases empiezan desde las siete de la mañana hasta la una o tres de la tarde, en donde obligatoriamente se debe encender la cámara para que el docente se asegure de la asistencia de sus alumnos a clases, al culminar es necesario dedicar de cuatro a cinco horas extras a cada materia para realizar las tareas lo que demanda muchas horas de estudio a diario, prácticamente igual a una jornada laboral, así lo describe Silvia Aguilar de 18 años, quien estudia en la Universidad Politécnica de Quito.

“Si bien educarse virtualmente permite estudiar desde el hogar, ahorro económico, información inmediata, entre otros, también está la otra cara de la moneda en donde los estudiantes se sienten asfixiados de tareas y talleres que les dejan varios docentes, quienes piensan que no hay vida fuera de la pantalla por el hecho de aprender desde casa, lo que provoca frustración sobre todo en aquellos que eligieron la educación virtual para poder llevar el pan a la mesa de su hogar y que en ocasiones no son comprendidos por los profesores, quienes se escudan en su realidad egoísta de que se estudia o se trabaja, por consiguiente, el proceso de justificación también es algo complicado en esta modalidad, por los trámites que se deben llevar a cabo, los cuales se determinaron por antecedentes de ciertos estudiantes quienes falsificaron los certificados médicos perjudicando a otros, pues por culpa de unos la pagan todos”, confiesa Aguilar desde su experiencia, mientras junta sus manos.

Las instituciones que imparten educación virtual cuentan con plataformas virtuales para maestros y estudiantes, denominadas Moodle, en donde se almacenan las distintas actividades que los alumnos deben realizar durante su proceso académico y recursos necesarios para su aprendizaje tales como: videos, enlaces, libros digitales, horarios, clases grabadas, notas, información estudiantil, entre otros recursos.

Para el docente Carlos Macías, la docencia es un rol complejo debido a que constantemente se modifica la metodología estudiantil, por distintos factores que afectan la conexión del estudiante, igualmente la adaptación a esta nueva forma de enseñanza es todo un reto, ya que, es fundamental como profesor captar la atención de la clase, el sistema virtual, por otro lado, es vulnerable a trabajos plagiados, por esta razón siempre se busca innovar, para esto, es necesario entender la psicología del alumno, saber utilizar las distintas herramientas tecnológicas para brindar un correcto aprendizaje y estar predispuesto a aprender nuevas formas de preparación.

“Ser profesor en virtualidad es un arma blanca que posee filo en ambos lados de la hoja, puesto que, depende de la metodología de enseñanza lograr que el estudiante preste atención a la clase sin dejar de lado las dificultades que se presentan en clases sincrónicas, siendo la más común la falta de conectividad del estudiante, como: falta de señal en el sector en donde vive, falta de un computador, corte de luz, enfermedad, entre otros motivos, lo que provoca en muchos casos que el estudiante se retire del ciclo, porque no aprende, debido a esto es necesario ponerse en los zapatos del estudiante, para evitar perjudicarlo severamente en notas, otra dificultad es la vulnerabilidad del sistema, lo que motiva al tutor a crear nuevos métodos de aprendizaje con el fin de evitar el copia y pega en las tareas y exámenes, para obtener el aprendizaje deseado”, alega Macías, con firmeza y seguridad en el rostro.

De acuerdo al estudio realizado por ResearchGate, el 52% de las personas que se matriculan en modalidad virtual, se retiran durante el proceso de estudio.

Mayerli Jama de 20 años, estudiante en la Universidad Técnica de Manabí, vive en carne propia la educación virtual y asegura que en este tipo de modalidad afecta psicológicamente, dado que, se convierte en un hábito aprender individualmente, por ellos, es difícil realizar trabajos grupales, porque no hay interacción entre compañeros y hacer amistades es imposible, estudiar así provoca un aislamiento social en donde ya no se puede interactuar con los demás.

La virtualidad también perjudicó la salud de Mayerly, sin embargo, logró darse cuenta a tiempo y ahora se encuentra bien de salud, argumenta la estudiante “llegué a un punto en el que permanecía casi todo el día frente al ordenador, pegada a la silla, ya no salía ni hacía ejercicios, simplemente llevaba una vida sedentaria, lo que provocó que subiera de peso, dolores de espalda, dolores de cabeza, constante fatiga y mareos, al final acudí a emergencias y me recomendaron reposo absoluto por unas semanas y medicación, actualmente me encuentro en buen estado físico”, puntualiza Jama, mientras cruza sus brazos.

La educación virtual puede afectar psicológicamente a personas de cualquier edad, ya sean niños, jóvenes o adultos, puesto que, no relacionarse con la sociedad perjudica el desarrollo y fortalecimiento de la personalidad lo que imposibilita desenvolverse en las relaciones sociales, así lo enfatiza la psicóloga clínica, Mariela Chávez, quien ha atendido casos de este tipo.“Independientemente de la edad, esta modalidad puede causar con más facilidad el aislamiento social, pues al no tener interacción personal con docentes y compañeros, como pasa en modalidad presencial, provoca dependencia a los dispositivos tecnológicos, dificultad para socializar, cambios de comportamientos, bajos niveles de ánimo, falta de control en las emociones, altos niveles de estrés, desgaste mental, entre otros problemas psicológicos que poco a poco enjaulan pensamientos negativos, cuyo detonante es el colapso mental, el cual debe ser tratado por profesionales” acota Chávez con notable preocupación en su rostro.

El doctor Michael Castelo, especialista en medicina general, determina que, las personas que reciben tal modalidad de estudio son propensas a desarrollar   sedentarismo, hipertensión arterial, diabetes, triglicéridos, entre otras enfermedades que de no ser tratadas a tiempo pueden tornarse graves, es por eso que recomienda realizar treinta minutos de actividad física al día, evitar el consumo de alcohol en exceso, alimentarse de forma saludable, no consumir tanta grasa, ni comida chatarra y llevar un peso adecuado a la altura, todo esto con la finalidad de alcanzar una vida saludable.

No todas las carreras universitarias deberían llevar un proceso de educación virtual, dependería del tipo de carrera, en cuanto al proceso de aprendizaje es todo un desafío y un compromiso constante, se aprende sí, pero depende de dos cosas: las ganas por absorber conocimiento de cada persona y la metodología de enseñanza de cada profesor, así lo revela el docente Wilmer Suárez, desde su experiencia.

“Las carreras de ingeniería y áreas de la salud, no deberían ser virtuales, porque son carreras que necesitan el uso de prácticas, en cambio, las ciencias sociales sí, porque son más literarias. En cuanto al aprendizaje sí se aprende, depende del estudiante y del profesor”, asevera Suárez, mientras entrelaza los dedos de sus manos.

Tomar la decisión de estudiar virtual requiere de disciplina, trabajo, esfuerzo y dedicación, además de contar con la capacidad de adaptación al entorno, y el alcance a herramientas tecnológicas para alcanzar el éxito en el proceso de educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Share this