LA VACUNA DE LA ESPERANZA

 258 Total de Visitas,  2 Visitas de Hoy

Por: Alexandra Toala

Las compañías anuncian el desarrollo exitoso de sus vacunas que prometen “salvar el mundo”, en la odisea por salvaguardar vidas ante el enemigo silencioso y mortal que es el coronavirus, convirtiéndose así en un destello de ilusión en medio del gris panorama que vivimos.

En Ecuador, los contagios siguen subiendo como la espuma, las restricciones se mantienen a menor escala, pero aún con el temor de otra ola desenfrenada de muertes, y con un plan de vacunación lento. Pero ¿Podrá la vacuna acabar con esta pesadilla? ¿Cuánto más habrá que esperar?

Dr. Raúl Castro

Con su típica bata blanca, un gran casco protector y la mascarilla que hace juego con sus guantes, encontramos al doctor, Raúl Castro, quién nos recibe en su consultorio ubicado en el barrio “La Dolorosa”, de la ciudad de Manta.

Castro, con una voz casi ronca y su brazo apoyado en su escritorio, de forma contundente afirma, “Si la mayor parte de la población se vacuna, tendríamos la pandemia bajo control y además sería un triunfo enorme de la ciencia”.

Cientos de laboratorios en todo el mundo trabajaron en la carrera para conseguir la tan ansiada vacuna, que ya ha lanzado los primeros resultados. Pfizer junto a BioNTech, tienen una nueva biotecnología, “Se inyecta la huella genética de un componente viral y el paciente genera anticuerpos”, explica el médico.

Él, asegura estar a favor de las tan polémicas vacunas, que, para su criterio, ha sido el mejor invento para salvar vidas. Los datos que revelan los países líderes en la vacunación contra el COVID-19, como son; Israel, Reino Unido, el primero ha vacunado, hasta la fecha, a más del 62 % de su población, mientras que Reino Unido lo ha hecho con casi el 50 % de sus habitantes.

Así las cosas; la ciudadanía empezaría a despertar de tan mala pesadilla que ha durado largos meses, la vida cotidiana retomando su forma y un simple abrazo sería habitual. «Alivio”, «optimismo”, «felicidad” y «agradecimiento” son las palabras que más resuenan entre los testimonios recogidos por los medios de comunicación, de jóvenes latinoamericanos que residen en aquellos países, y cuentan su experiencia.

Fátima Cevallos

Con una sonrisa de oreja a oreja, encontramos a Fátima Cevallos, madre y abuela de 59 años, residente del barrio “La Ensenadita”, que relata la experiencia del día tan esperado, como ha denominado el momento de su vacunación.

«Estaba en la sala de espera de un centro geriátrico y mi respiración empañaba la mascarilla. La noche anterior dejé haciendo todas las tareas del hogar e incluso el desayuno para no llegar tarde a la cita. Era la primera vez que salía de mi hogar, y los nervios me acompañaban”.

Para Cevallos, dueña de una cabellera negro azabache y ojos achinados con rasgos en su rostro de extrañar a los suyos, la vacuna no fue de su agrado al ver los videos que se difundían en redes sociales, ahí varios internautas ponían en tela de duda y compartían sus teorías conspiratorias acerca de la vacunación. Sin embargo, no se dejó llevar del miedo y la desinformación, “Hace 6 meses que estoy viviendo sola por decisión de mis hijos, nietos y para cuidar de mi salud”, aclara con voz de tristeza Cevallos

Enfermera Melissa Ara

Para Melissa Aray, enfermera del Centro Geriátrico, dueña de unos ojos que impactan, cree que el proceso de vacunación aún guarda la esperanza, que con el transcurso del tiempo se desarrolle de una óptica manera en el país, y además ratifica la veracidad de la ciencia en las vacunas, “Como profesional de la salud, he leído los componentes y puedo asegurar que no pasará nada malo”, sin embargo, advierte de efectos secundarios que, con segura voz, resalta que pasará.

Carmen Macías

Otra cara de la moneda, es Carmen Macías, ella se rehúsa a ser vacunada, “Los gobiernos nos quieren controlar y matarnos de a poco”, denuncia Macías, con mirada serena y copos de nieve en su cabellera.

El país ha tenido un proceso lento de vacunación, que entre promesas y una mala organización ha dejado un mal sabor de boca entre varios ecuatorianos.         Los exministros de salud que pasaron con el régimen de Lenin Moreno, no supieron llevar el timón del barco que se quedó a la deriva de la incertidumbre y la corrupción.

El nuevo vicepresidente de Ecuador, médico de profesión, Alfredo Borrero, califica como «deplorable», lo que se ha venido haciendo en el país con respecto a la salud e invita a la ciudadanía a colaborar junto a los funcionarios para lograr la vacunación masiva que promete Guillermo Lasso.

El nuevo Gobierno, que asumió la presidencia el 24 de mayo, promete acabar con la eterna espera que se ha tenido con las vacunas. Tiene un afanoso objetivo de lograr la inoculación de 9 millones de personas en los 100 días de su mandato, y para ello lanzó el plan 9/100 en donde asegura inmunizar a la población.

Son un total de 3.4 millones de vacunas, procedente de las farmacéuticas Sinovac, Pfizer y AstraZeneca, las recibidas hasta ahora y de acuerdo con la revista Vistazo, y en Ecuador, se han administrado 2,45 millones de dosis anticovid-19.

El Gobierno chino, la semana pasada envió 7000 mil dosis de Sinovac, en donde 2000 mil eran parte del regalo para Guillermo Lasso, y su victoria electoral. También, el mandatario se encuentra en conversación con varios países que servirán para ser los aliados del objetivo del nuevo gobierno.

Psicóloga Génesis Macías

Con aires de juventud y preocupada por la salud mental, la psicóloga, Génesis Macías, hace un llamado a las autoridades para que, junto a la inoculación, se brinde un tratamiento psicológico a todos los ecuatorianos, “La angustia por la vacunación está cambiando nuestra psicología y traerá pensamientos negativos que pondrá en jaque la salud de todos”, asegura Macías, de 23 años, mientras sus dedos juguetean en su cabello.

El orden de vacunación generaría ansiedad, según expertos, pues en Ecuador, se estableció un cronograma, el 31 de mayo comenzó la segunda dosis de las personas a las que se aplicaron la primera dosis el 1 de mayo, ese día también se inoculó la primera dosis a los mayores de 80 años. Por lo tanto, aún la espera continúa.

Mientras tanto, los ciudadanos pueden consultar la fecha y el lugar de vacunación, en la plataforma habilitada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que es similar a la usada en las elecciones pasadas. Con este contexto, la esperanza al final del túnel llegó con Guillermo Lasso y su propuesta de inocular a 9 millones de ecuatorianos en los primeros seis días de gobierno.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Share this