El camino al éxito.

 326 Total de Visitas,  2 Visitas de Hoy

Por Roberth Panta

Las profesiones más seguidas y admiradas por la gente son las que poseen cualidades que resaltan entre las demás, todos quieren ser abogados, médicos, arquitectos, profesores o ingenieros, pero lo que pocos saben son las barreras que se deben sortear hasta alcanzar la meta.

Las personas que son vistas como héroes, son porque detrás de cada trabajo bien realizado hay horas y horas de dedicación, esfuerzo y entrega, sumado a una preparación igual de fuerte que sigue creciendo cada día con los nuevos retos que se les presentan.

Actualmente debido a la gran demanda de población que existe, encontrar un buen empleo acorde a las características de tu preparación pre- profesional es difícil y el primer requisito en las empresas

Por eso, es recomendable empezar a emplear y reforzar conocimientos cuando estás aprendiendo, pulir tus cualidades será de vital importancia para sobresalir en el ámbito laboral.

El camino viable es cuando el estudiante deja de verse como tal y adopta una postura profesional, pues le permitirá ser competente cuando se brinde la oportunidad de ejercer.

Doctor Abel Veliz en la apertura de su consultorio con la compañía de su esposa e invitados

Claro ejemplo de anterior, es el médico-cirujano Abel Veliz quien tiene su consultorio, ubicado en el barrio 1 de diciembre, a un costado del cementerio de Marbella en la ciudad costera de Manta.

Consultorio que expresado por él con aires de nostalgia le costó mucho, ha sido un gran desafío para él y su esposa, dada la cruda realidad del país y la falta de dinero que afecta a 32 de cada 100 ecuatorianos.

El doctor puntualizó con cierto enojo en su rostro, que lo que lo llevó a tomar esa decisión de abrir un consultorio, fue la falta de plazas de trabajo, además de un lugar donde terminar de desarrollar sus destrezas y ganar experiencia laboral, pues: “El déficit de puestos de trabajo en el área de salud representa todo un desafío”.

De acuerdo a los datos entregados por el Ministerio de Salud Pública de Ecuador, existen 22 médicos por cada 10 mil habitantes, aunque lo que recomienda la OMS (Organización Mundial de la Salud) son 23.

A pesar de su complejidad, la arquitectura es una profesión muy exigente, es usual ver las aulas de esta facultad llenas en cualquier universidad, la demanda por cupos es grande lo que convierte a sus estudiantes en privilegiados.

El arquitecto Daniel Tubay, egresado de la Facultad de Ingeniería en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, es un ejemplo de lo duro de esta profesión, él actualmente no se encuentra trabajando por la situación que atraviesa el mundo; recuerda con tristeza las dificultades que se le presentaron durante su tiempo de estudio.

“No tenía mucho dinero, a veces solo cargaba lo justo…”

“Lo que hacía era unirme en grupo con mis compañeros de más ingresos y hacer intercambios, ellos ponían el dinero y yo la mano de obra”, contó a modo de anécdota el arquitecto con tono pasivo, ya que sus ganas de salir adelante y de profesionalizarse eran más grandes que cualquier adversidad.

“Parte de lo bonito de esta carrera son los problemas”, reflexionó suspirando, con una leve sonrisa en su rostro, pues es ahí donde se forma el carácter, para afrontar los profesionales.

El mantense Luis Zambrano, ingeniero civil de 25 años, al igual que Daniel Tubay es un egresado ULEAM.

Ingeniero Luis Zambrano trabajando con bases de prueba para medir su resistencia

El joven gracias a los años que lleva ejerciendo su profesión, puede destacar lo mejor de su empleo: “debido a que es una carrera de campo, se logra conocer muchas partes del entorno en donde se encuentre laborando”, refirió Luis con una expresión de alegría, pues debido a que es independiente las movilizaciones por contratos temporales son situaciones casuales a las que se tiene que enfrentar.

Zambrano, hace hincapié en los maestros, pues considera que ellos, mediante la enseñanza que le transmitieron el aporte profesional en el que se ha convertido, considera que es una mezcla de cada uno de ellos, recordando que en alguna ocasión aplicó algún consejo de sus maestros a modo de solución durante el trabajo.

Hoy Luis sueña con empezar su propia empresa,  que pueda suplir necesidades básicas y complejas de los consumidores, ofreciendo varios servicios y un plan de orientación, además, de surtirse maquinaria para la construcción, son las aspiraciones de un joven con muchas ganas de salir adelante.

En el Ecuador existen aproximadamente 4 millones y medio de estudiantes según cifras entregadas por el Ministerio de Educación en el año 2020, lo que en consecuencia genera una gran demanda de maestros.

El trayecto de una persona para enseñar a otros es complejo y práctico, existen docentes particulares y fiscales, que dedican su vida a enseñar, un trabajo digno de admiración.

Aparte de enseñar los docentes aprenden, pues su formación continúa todos los días, las planificaciones, los proyectos, son algunas de las cuestiones internas a lasque los profesores se enfrentan y que no son conocidas por la mayoría de sus detractores, aquellos que piensan que solo es sentarse a dictar una clase.

Un maestro es un ser humano capaz de dar y recibir conocimiento, alguien que puede generar vínculos como el de un estudiante con su docente, cosas como esas son las que resaltan entre las múltiples cualidades, aptitudes y conocimientos de los maestros. Son ellos los responsables de cierto modo de cambiar el futuro de país pues es ahí en los salones de clases donde está, el próximo profesional que aportará al desarrollo de la sociedad.

Susana Álvarez es una docente particular especializada en los niños pequeños de 4 a 6 años (parvularia), ella cuenta con maestría en tecnologías y título de tercer nivel en docencia parvularia, ha ejercido su profesión desde los 20 años, actualmente suma 19 años de su vida entregados a la educación.

Susana considera que las adversidades se presentan para ser superadas por los apasionados. Fue madre a muy temprana edad lo que representó un desafío extra en su formación supo sobrellevar las situaciones a las que se había expuesto, termino su carrera y se convirtió en profesora, trabaja en la Unidad Educativa Eugenio Espejo, ubicada en el barrio la pradera, sector en el que reside.

“Con la pandemia los problemas volvieron…”

Aseguró con apatía la profesora, mientras mostraba las perlas de su boca en forma de sarcasmo, refiriéndose a la nueva modalidad a la que debieron adaptarse ella y sus compañeros de profesión, pues, aunque la nueva generación es amante de la tecnología, los inconvenientes se hacen presentes, el internet o la luz imposibilitan en varias ocasiones una enseñanza normal.

Otro aspecto negativo que destaca Susana es la facilidad con la que un estudiante puede mentir sobre su no presencia en clases, apoyándose de excusas inventadas. Un factor crucial que hace a los docentes desear el regreso a clases presenciales es el afecto estudiantil, el contacto físico que es crucial en el proceso de aprendizaje, ya que, ayuda a mantener un control, tanto de comportamiento como de conocimientos sobre el estudiante.

En conclusión, todas las profesiones se tornan complejas, ya sea a la hora de buscar empleo o en el momento de estudiarlas, se presentan muchas dificultades antes, durante y después, los desafíos forman al profesional que se enfrentará estos en el ejercicio de su carrera.

La perseverancia, persistencia, enfoque y la pasión son los valores con los que se fabrica la receta para el éxito, sumado a un tiempo prolongado, desencadenaran en el cumplimiento de los sueños y anhelos personales.

Las metas a corto o largo plazo se lograrán, pero el profesional siempre deberá tener persistencia en su actividad y los pies bien puestos sobre la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Share this